Soporte Administrativo

Ayuda

Condiciones de entrada y residencia para ciudadanos extranjeros

Investigadores miembros del espacio económico europeo (EEE), además de los de la Confederación Suiza quedan bajo el régimen comunitario, con libertad de movimientos, siendo necesario únicamente pasaporte o documento de identidad en vigor, si bien deberán inscribirse además en el Registro Central de Extranjeros. Su cónyuge, los ascendientes directos a su cargo y los descendientes directos -menores de 21 años o mayores a su cargo- (o los de su cónyuge) también pueden residir y trabajar en España, aunque no pertenezcan a ninguno de los países señalados, debiendo obtener la tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la Unión Europea.

Investigadores de terceros países: para permanecer en España necesitan autorización de estancia o de residencia.

La tramitación de una autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena se iniciará con la presentación por parte del CIC de la solicitud correspondiente que posteriormente tendrá que verse acompañada por la solicitud del visado ante la misión diplomática y oficina consular por parte del investigador.

La duración de las autorizaciones iniciales es de un año, teniendo las sucesivas renovaciones (hasta dos) una duración de dos años.

Se obtendrá la autorización de residencia permanente una vez se haya vivido de forma continuada en España durante el plazo de 5 años.

Los familiares más próximos también podrán residir en España previa obtención de una autorización de residencia por reagrupación familiar.

Documentos y links asociados:

Asuntos fiscales

En el sistema fiscal español hay 2 tipos de impuestos:

  • Directos, gravan la obtención de rentas y patrimonio: impuesto renta personas fisicas (IRPF) o impuesto sobre la renta de no residentes (IRNR).

    Las personas extranjeras que se consideren residentes fiscales en España (permanencia en España durante más de 183 días o nucleo principal de las actividades en españa) tributarán y tendrán la obligación de declarar en nuestro país por las rentas mundiales percibidas.

    Los investigadores al adquirir la residencia "fiscal" en Álava o territorio común podrán optar durante los primeros 5 años por tributar IRPF o IRNR. Para que puedan acogerse a este Régimen Fiscal especial, es preciso que el investigador no haya sido residente en España en ninguno de los 10 años anteriores, que el desplazamiento se produzca como consecuencia de un contrato de trabajo, que los trabajos se realicen en España y para una empresa residente en España y que los rendimientos derivados no estén exentos de tributación en el IRNR. Bajo estas premisas, el tratamiento fiscal permite a los no residentes contratados por empresas nacionales reducir la carga tributaria que les correspondería pagar, al dejarles tributar a un tipo fijo del 24 por 100 por el IRNR en lugar a tener que tributar a la escala de gravamen establecida en el IRPF.

    Para el supuesto de que una persona pueda ser considerada residente fiscal en dos países distintos, el Estado español dispone de convenios (en su mayoría de acuerdo al modelo OCDE) para evitar la doble imposición con aquellos países marcados en verde en el siguiente gráfico.
  • Indirectos, gravan el consumo de bienes y servicios, y las transmisiones de bienes y derechos en general: IVA, impuestos especiales (IIEE) y el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP).
Documentos y links asociados:

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.